Reproducción


Las arañas presentan los sexos separados y son ovíparos. El macho tiene en general abdomen de menor tamaño, patas más largas y a veces un color diferente al de la hembra. Llegada la madurez y después de la última muda, momento en el que se modifican los palpos (en el macho aparece un bulbo reservorio de esperma), el macho comienza el complicado proceso de fecundación indirecta.
  En un lugar protegido y generalmente de noche teje una pequeña tela plana de trama muy fina. Apoyando luego su abertura genital en ella, deposita una gota de líquido espermático, para proceder después a cargar los bulbos de sus palpos. Con los bulbos cargados de esperma parte en busca de una hembra. Cuando, en su búsqueda y atraído por el olfato, encuentra a una hembra de la misma especie, antes de copular con ella deberá reducir su agresividad evitando así que la hembra lo considere una presa o enemigo. Esto se realiza a través de una serie de pasos que definen el cortejo, ceremonia que presenta particularidades para cada especie (danzas, tirones de tela, golpeteos).
  La cópula consiste en la descarga de los bulbos de los palpos del macho en la abertura genital de la hembra, quedando el esperma depositado en las espermatecas. Postura de huevos: la hembra comienza tejiendo una tela especial y deposita los huevos sobre ella, a la vez que los fecunda con el líquido espermático reservado en sus espermatecas. La hembra cubre la postura formando una ooteca que esconde, lleva consigo o cuelga de un hilo de seda y que en general vigila y protege. 

Video 1: reproducción de arácnidos
Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=xvc7m1I0f_E

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada